martes, 30 de mayo de 2017

"Está nevando en Júpiter", las impresionantes fotos captadas por la nave Juno de la NASA

"Está nevando en Júpiter", las impresionantes fotos captadas por la nave Juno de la NASA



Zoom en la vista de una foto tomada por la sonda Juno de la NASA el 19 de mayo de 2017, que muestra las nubes de hielo de agua y / o hielo de amoníaco en lo alto de la atmósfera de Júpiter en la zona tropical al sur. (NASA / SWRI / MSSS / Gerald Eichstädt / Seán Doran)

Nuevas imágenes de la nave han revelado precipitación desde nubes blancas de aspecto esponjoso y de unos 80 kilómetros de envergadura.

"Es probablemente hielo de amoníaco, pero puede haber hielo de agua mezclado en él", dijo el investigador principal de Juno.

EUROPA PRESS. 30.05.2017 - 16:06h

Grandes nubes identificadas en la atmósfera de Júpiter por la nave Juno de la NASA están tan altas que son muy frías, y desprenden material helado hacia estratos inferiores del planeta gigante. Nuevas imágenes de la nave han revelado precipitación desde estas nubes blancas de aspecto esponjoso y unos 80 kilómetros de envergadura, que proyectan sus sombras comparativamente diminutas en las monstruosas cubiertas de nubes multicolores del planeta gigante. "Está nevando en Júpiter, y estamos viendo cómo funciona", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno, del Southwest Research Institute en San Antonio, durante la reciente conferencia de prensa de presentación de primeros resultados científicos, informa Space.com. "Es probablemente sobre todo hielo de amoníaco, pero puede haber hielo de agua mezclado en él, por lo que no es exactamente como la nieve que tenemos en la Tierra", agregó Bolton. "Estaba usando mi imaginación cuando dije que estaba nevando allí, podría ser granizo". Las nuevas fotos fueron tomadas durante el acercamiento más reciente que Juno completó el 19 de mayo.



EFEMÉRIDES JUNIO 2017

Hola:
El próximo 21 de Agosto se observará un eclipse de Sol, su fase Total en Estados Unidos y en fase parcial desde Canadá hasta Ecuador y el norte de Brasil, incluyendo Colombia y Venezuela. La observación de un eclipse parcial es muy peligrosa para la visión si no se hace en forma adecuada. Más adelante enviaré información sobre el tema.

La excursión para observar el Eclipse Total de Sol del próximo 21 de agosto en Estados Unidos será en Carolina del Sur. Informes:
reyestours@reyestours.com   2489500 o el cel 3102446287.

En seguida los principales eventos del mes de Junio de 2017.

Saludos
Germán Puerta
Bogotá, Colombia
@astropuerta

gpuerta@astropuerta.com.co

Hola:
El próximo 21 de Agosto se observará un eclipse de Sol, su fase Total en Estados Unidos y en fase parcial desde Canadá hasta Ecuador y el norte de Brasil, incluyendo Colombia y Venezuela. La observación de un eclipse parcial es muy peligrosa para la visión si no se hace en forma adecuada. Más adelante enviaré información sobre el tema.
La excursión para observar el Eclipse Total de Sol del próximo 21 de agosto en Estados Unidos será en Carolina del Sur. Informes:
reyestours@reyestours.com   2489500 o el cel 3102446287.
En seguida los principales eventos del mes de Junio de 2017.
Saludos
Germán Puerta
Bogotá, Colombia
@astropuerta

gpuerta@astropuerta.com.co
                
Eventos celestes principales de Junio 2017
·      
 ·         Jueves 1 – Luna en cuarto creciente
·         Sábado 3 – Elongación máxima Oeste de Venus
·         Viernes 9 – Luna llena
·         Jueves 15 – Oposición de Saturno
·         Viernes 16 – Ocultación de Neptuno por la Luna visible en Uruguay, Chile y Argentina      
·         Sábado 17 – Luna en cuarto menguante
·         Martes 20 – Conjunción de la Luna y Venus
·         Miércoles 21 – Solsticio
·         Jueves 22 – Ocultación de la estrella Aldebaran por la Luna visible en Europa y Norteamérica         
·         Sábado 24 – Luna nueva
·         Miércoles 28 – Ocultación de la estrella Regulus por la Luna visible en Perú y Ecuador            
Efemérides históricas principales de Junio 2017
·         Jueves 8 – 1625: Nace Giovanni Domenico Cassini, descubridor de la verdadera forma del anillo de Saturno
·         Viernes 9 – 1812: Nace Johann Galle, astrónomo alemán, codescubridor del planeta Neptuno
·         Martes  13 – 1983: La nave Pioneer 10 cruza la órbita de Plutón
·         Viernes 16 – 1963: Valentina Tereshkova, primera mujer en el espacio
·         Miércoles 21 – 2004: Space Ship One, primera nave privada en alcanzar el espacio exterior
·         Jueves 22 – 1675: Fundación del Observatorio Real de Greenwich
·         Jueves 22 – 1978: James Christy descubre a Caronte, luna de Plutón
·         Sábado 24 – 1915: Nace Fred Hoyle, astrofísico y matemático inglés
·         Sábado 24 – 1947: Kenneth Arnold inventa el término ¨platillo volador¨
·         Lunes 26 – 1730: Nace Charles Messier, astrónomo francés
·         Jueves 29 – 1868: Nace George Halle, fundador de la astrofísica solar
·         Jueves 29 – 1961: Lanzamiento del primer satélite impulsado por energía nuclear, el Transit 4ª
·         1971: Los cosmonautas Dobrovolski, Patsaiev y Volkov mueren en la  nave Soyuz 11 durante la fase de reingreso
·         Viernes 30 – 1908: El fragmento de un cometa o asteroide explota en Tunguska, Siberia, y arrasa 2500 km2 de bosques

NOTAS:
1. Esta información puede transmitirse libremente.



La increíble historia de los ríos del Sistema Solar

La increíble historia de los ríos del Sistema Solar
·         Fri, 19/05/2017 - 07:28






Los autores compararon con gran precisión la topografía de los ríos presentes de la Tierra y Titán, y de los ríos pasados de Marte, usando los mapas con la mejor resolución disponible.
El Sistema Solar es un lugar repleto de historia, cuyos capítulos pueden leerse en la piel de los planetas y los satélites rocosos. Este cuento habla de un pasado convulso en Marte, donde un gran movimiento de la corteza creó la enorme depresión de Valle Marineris (que es cinco veces más profundo y casi diez veces más largo que el gran cañón del Colorado). También cuenta la historia de Venus, un planeta recorrido por corrientes de lava y volcanes, que hoy descansan bajo una atmósfera de ácido sulfúrico. E incluso en aquellos mundos cuya piel está repleta de cráteres de asteroides, la historia habla de planetas muertos, que perdieron su actividad geológica hace miles de millones de años.
Hay tres mundos en el Sistema Solar, Marte, Titán y Marte, que tienen o han tenido ríos fluyendo en su superficie. Este jueves, científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han presentado un estudio en Science donde han comparado los ríos de estos planetas. Su objetivo ha sido aprovechar lo mucho que se sabe sobre la topografía de Marte y la Tierra para entender mejor el pasado de Titán, el satélite de Saturno. Así, han concluido que los paisajes de este son fruto de un pasado sin actividad tectónica reciente, al igual que ocurre con Marte, y al contrario que pasa con la Tierra.
«Es muy destacable que solo haya tres mundos en el Sistema Solar en los que los ríos hayan tallado el paisaje, o en el presente o en el pasado», ha dicho Taylor Perron, coautor del estudio e investigador en el MIT. «Por eso es una oportunidad increíble usar las huellas creadas por los ríos para aprender las historias por las cuales esos planetas son diferentes».
Por eso, tanto Taylor Perron como Benjamin Black, profesor en la City College de Nueva York (EE.UU.), trataron de averiguar más sobre la historia de Titán y sus ríos aplicando lo que se sabe sobre la topografía de la Tierra y Marte. «Aunque los procesos que han creado la topografía de Titán son todavía un enigma, ahora sabemos que no tienen nada que ver con los mecanismos con los que estamos familiarizados en la Tierra», ha dicho Black.
Los autores compararon con gran precisión la topografía de los ríos presentes de la Tierra y Titán, y de los ríos pasados de Marte, usando los mapas con la mejor resolución disponible. Los modelos que elaboraron, podrían ser aplicados a otros planetas para reconstruir su geología.
Huellas en los ríos

El agua siempre fluye a favor de pendiente. Pero puede ocurrir que la cuencas de drenaje basculen hacia el sur, y los ríos estén excavados en la roca de forma que fluyan hacia el norte. Este fenómeno ocurre en la Tierra gracias al dinamismo de su geología, y en especial de las placas tectónicas, que cambia el perfil del suelo rápidamente, en la escala geológica.
Ni en Marte ni en Titán ocurre lo mismo, según los autores. Los cambios topográficos son allí más coherentes con el cauce de los ríos, según los modelos de Black, y las excepciones están relacionadas con fenómenos puntuales, como pueden ser los cráteres de impacto de los asteroides.
A la vista de las conclusiones obtenidas al analizar los ríos, los autores concluyeron que el paisaje de Titán, que apenas se puede imaginar bajo la gruesa atmósfera y los perfiles obtenidos por radar por la nave Cassini, se parece más a Marte que al de la Tierra. «Titán parece tener amplios valles y colinas, que podrían haberse formado hace bastante tiempo, de forma que los ríos han estado erosionándolos desde entonces. No como en la Tierra, donde han surgido nuevas cordilleras cada cierto tiempo, con ríos constantemente luchando contra ellas», ha resumido Perron.
La piel cambiante de los planetas

Titán es un satélite de Saturno envuelto en una gruesa atmósfera, rica en nitrógeno. Aunque su superficie ronda los 180 grados centígrados bajo cero, este mundo alberga un ciclo climático complejo: en su superficie hay metano líquido que forma lagos que no tienen nada que envidiar a los terrestres. Una parte del metano se evapora y pasa a la atmósfera, y como regresa al suelo en forma de lluvia, esta molécula crea auténticos ríos «titánicos» sobre el hielo y la roca del satélite.
Por ejemplo, uno de ellos es Vid Flumina, una corriente de 400 kilómetros de longitud que desemboca en el lago Ligeia Mare y que lleva el nombre de un río venenoso de la mitología nórdica. Este lago, por su parte, es mayor que el lago Superior, en América del Norte, y tiene una orilla de unos 2.000 kilómetros de largo.


 A lo largo de miles de millones de años, la Tierra ha cambiado su piel. Los continentes se han movido sobre las placas tectónicas. La mayoría de las rocas más antiguas y de los fósiles de formas de vida más primitivas han desaparecido en el subsuelo, y continentes enteros se han sumergido. Han nacido islas y montañas, y los ríos han ido cambiando su curso.
Pero en Marte, cuya vida se congeló hace miles de millones de años, la historia ha sido diferente. La quietud de la superficie ha dejado a la vista el perfil de antiguos cráteres. Aunque su atmósfera desapareció, el cauce de los ríos permanece casi intacto desde entonces.
Los autores pueden usar estos análisis del curso de los ríos para distinguir si algunas regiones de los planetas están sufriendo más deformaciones que otras. Además, sugieren que también permitirían estudiar canales de lava en Venus y posibles restos de redes fluviales presentes en Plutón.
Cuando en septiembre la sonda Cassini desaparezca en el planeta Saturno, los científicos se quedarán sin ojos en el gigante gaseoso y sus increíbles lunas. Dos de ellas, Encélado y Titán, son dos objetivos de alta prioridad para la búsqueda de vida extraterrestre. Conocer todo lo posible sobre su superficie y su historia será fundamental para entender los grandes cuentos de la vida y del Sistema Solar. Para ello, no solo es crucial estudiar los paisajes, sino también las huellas dejadas por los ríos.
Fuente: ABC
AM


El último de los planetas Trappist revela sus secretos


El último de los planetas Trappist revela sus secretos
·         Tue, 23/05/2017 - 16:06

El anuncio el pasado febrero de la existencia de un sistema de siete planetas rocosos alrededor de la enana roja Trappist-1 a 40 años luz de la Tierra provocó una gran expectación, ya que al menos tres de esos mundos parecen estar en zona habitable, es decir, a la distancia adecuada de su estrella como para mantener agua líquida en su superficie y, por lo tanto, poder albergar vida. Desde entonces, numerosos grupos científicos se han esforzado por conocer más sobre cada uno de esos planetas extrasolares. El más misterioso de los siete resultó ser el «h», el más externo y el menos entendido. Pero ahora, astrónomos de la Universidad de Washington han podido conocer nuevos detalles sobre el mismo que confirman algunas sospechas.
Utilizando datos del telescopio espacial Kepler, los investigadores han confirmado que Trappist-1h orbita su estrella cada 19 días a una distancia de 9,6 millones de km, más allá del borde exterior de la zona habitable, por lo que es probable que sea demasiado frío para la vida, al menos tal como la conocemos. Aunque quizás no siempre fue igual en el pasado. La cantidad de energía que «h» recibe de su estrella es comparable a la que el planeta enano Ceres, que se encuentra en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, recibe de nuestro Sol.
«Es increíblemente emocionante que estemos aprendiendo más acerca de este sistema planetario, especialmente sobre el planeta 'h', del que apenas teníamos información hasta ahora», dice Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, con sede en Washington.
«Realmente me complace que Trappist-1H estuviera exactamente donde nuestro equipo predijo que estaría. Me preocupaba que estuviéramos viendo lo que queríamos ver. Después de todo, las cosas casi nunca son exactamente lo que uno espera que sean en este campo», afirma Rodrigo Luger, investigador de la Universidad de Washington en Seattle, y autor principal del estudio sobre el sistema publicado en su día en la revista Nature Astronomy. «La naturaleza generalmente nos sorprende a cada paso, pero, en este caso, la teoría y la observación coinciden perfectamente».
El baile de los siete planetas

Utilizando datos obtenidos anteriormente por la nave espacial Spitzer, el equipo también reconoció un patrón matemático en la frecuencia en la que cada uno de los seis planetas interiores orbita su estrella. Este patrón complejo, pero predecible, llamado resonancia orbital, se produce cuando los planetas ejercen una atracción gravitatoria regular y periódica unos a otros a medida que orbita su estrella. Es esta influencia armoniosa entre los siete 'hermanos' Trappist lo que mantiene la estabilidad del sistema.
Mediante el estudio de las velocidades orbitales de sus planetas vecinos, los científicos pudieron predecir la velocidad orbital exacta, y por tanto también el período orbital, del planeta «h», incluso antes de las observaciones de Kepler. Posiblemente, estas relaciones se forjaron pronto en la vida del sistema, durante el proceso de formación de planetas.
El telescopio espacial Hubble de la NASA sigue el estudio del sistema Trappist-1 con observaciones atmosféricas, y el futuro y esperado telescopio espacial James Webb será capaz de sondear posibles atmósferas con más detalle. Entonces sabremos mucho más sobre estos esperanzadores mundos.
Fuente: abc / MF


Ven por primera vez cómo una estrella se convierte en un agujero negro

Ven por primera vez cómo una estrella se convierte en un agujero negro
·         Fri, 26/05/2017 - 07:17

Según explican los investigadores en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, N6946-BH1 comenzó a iluminarse débilmente en 2009, pero para 2015 parecía haber dejado de existir.
Esperaban una explosión, pero solo hubo un requiebro. Astrónomos han visto por primera vez en la historia cómo una enorme estrella moribunda a 22 millones de años luz de la Tierra se ha esfumado para renacer en un agujero negro.
Cada segundo, una estrella super-masiva explota como una supernova en algún lugar del Universo. Ese es el final esperado para estos objetos gigantescos, pero la estrella N6946-BH1, situada en la galaxia espiral NGC 6946, conocida como la «galaxia de los fuegos artificiales» precisamente por el brillo de sus numerosas supernovas, simplemente se desapareció de la vista como en un truco de magia.


Según explican los investigadores en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, N6946-BH1 comenzó a iluminarse débilmente en 2009, pero para 2015 parecía haber dejado de existir. Para saber qué había ocurrido, los astrónomos sumaron al Gran Telescopio Binocular (LBT), que había detectado la aparición de la estrella, los telescopios espaciales Hubble y Spitzer de la NASA. Quizás la estrella todavía estaba allí, pero simplemente se había atenuado. Cualquier radiación infrarroja que emanara desde ese punto habría sido una señal de que todavía estaba presente, tal vez oculta detrás de una nube de polvo.
Pero todas las pruebas dieron negativas. La estrella ya no estaba ahí. Por un cuidadoso proceso de eliminación, los investigadores llegaron a la conclusión de que, finalmente, la estrella debió de convertirse en un agujero negro.
Estos «fallos masivos» podrían explicar por qué los científicos rara vez ven supernovas de las estrellas más masivas, explica Christopher Kochanek, profesor de astronomía en la Universidad Estatal de Ohio. Al parecer, hasta un 30% de este tipo de estrellas puede colapsar en silencio en un agujero negro, sin que haga falta una supernova.
«La idea más aceptada es que una estrella puede formar un agujero negro sólo después de que se convierta en supernova», señala Kochanek. «Si una estrella puede caer sin llegar a ser supernova y todavía hacer un agujero negro, esto ayudaría a explicar por qué no vemos supernovas de las estrellas más masivas».
Para el coautor del estudio Krzysztof Stanek, la parte realmente interesante del descubrimiento son las implicaciones que tiene para el origen de los agujeros negros muy masivos, el tipo que el experimento LIGO detecta a través de las ondas gravitacionales.
Fuente: ABC
CC




1. CASSINI, EL PRINCIPIO DEL FIN

 1. CASSINI, EL PRINCIPIO DEL FIN

Cassini, el principio del fin
Euronews
NOTICIAS RELACIONADAS
hace 5 días
última actualización:25/05/2017
http://es.euronews.com/2017/05/25/cassini-el-principio-del-fin
“Hemos visitado el Laboratorio de Ciencia Espacial Mullard en el sur de Inglaterra donde hemos hablado con el grupo de científicos que trabaja para la misión Cassini-Huygens. Entre sus logros: el lanzamiento de una sonda sobre Titán, la mayor de las lunas de Saturno, y el descubrimiento de un océano de hielo en Encélado, el sexto satélite saturniano. Justo ahora, la nave Cassini orbita entre el planeta y el anillo D”, comenta Jeremy Wilks, reportero de Euronews.
La bucólica Holmbury House alberga el principal laboratorio de investigación espacial inglés en Surrey Hills en el sudeste de Inglaterra.
Jugamos al críquet con los científicos del Laboratorio Mullard. Su director, Geraint Jones, nos explica cómo el equipo que pilota Cassini ha orientado la nave hacia su órbita final para conseguir la vista más cercana posible de Saturno.
“Cassini ha estado orbitando alrededor del planeta durante muchos años y se ha servido de Titán para cambiar de órbita. A finales de abril, volvió a cambiar de órbita rozando Titán. Ahora, se encuentra entre el planeta y el anillo D y, tras realizar 22 de esas órbitas, Cassini se precipitará contra Saturno en septiembre. (…) Al orbitar entre los anillos, podemos medir la distribución de masa dentro del planeta para averiguar cuánto material hay en el sistema de anillos orbitando alrededor del planeta mismo”, explica Geraint Jones, director del Laboratorio de Ciencia Espacial Mullard.
Uno de los hallazgos más importantes hasta ahora ha sido comprobar que, entre los 2 000 kilómetros de distancia que hay entre los anillos de hielo y las nubes de Saturno, no hay polvo.
La profesora de Física Espacial del Imperial College de Londres, Michele Dougherty, piensa que el magnetómetro de Cassini va a desvelar aún más secretos sobre Saturno:
“Aún no comprendemos cómo es el interior del planeta. Creemos que hay un núcleo sólido, probablemente, hay una región líquida por encima de ese núcleo que, de alguna manera, está generando un campo magnético. Otro asunto, bastante embarazoso, es admitir que pese a que la misión lleva ya 13 años, todavía no sabemos cuánto tiempo dura un día en Saturno.”
Saturno es descrito como un gigante de gas, un planeta compuesto en un 75% de hidrógeno, con algunos componentes interesantes en sus nubes que Cassini debería ayudar a explicar.
“Una de las mejores imágenes de Saturno es la vista del polo norte donde observamos esa estructura hexagonal girando en torno a la atmósfera. Podemos ver la atmósfera aunque de manera remota y percibir cómo la estructura cambia con el tiempo. Esta visión nos permite entender la dinámica de la atmósfera, si el material sube desde abajo. Los diferentes instrumentos son capaces de mostrarnos qué tipos de moléculas y materiales hay en la atmósfera, es casi como estar dentro de ella sin estarlo” explica la profesora de Física Espacial del Imperial College de Londres, Michele Dougherty.
Las lunas de Saturno son tan diversas e intrigantes como el planeta. En 2005, Cassini dejó caer la sonda Huygens de la ESA en Titán y descubrió una superficie impregnada de una lluvia que se parece más a la gasolina que al agua.
“La temperatura de la superficie de Titán es de unos 180 grados bajo cero, muy fría. Los paisajes de Titán se parecen mucho a los de la Tierra: hay ríos, lagos, mares, océanos de metano. Llueve, llueve metano o una mezcla entre metano y etano. La actividad meteorológica y geofísica en Titán es muy abundante y eso nos lleva a hacer paralelismos con lo que ocurre en el Tierra aunque los ingredientes sean muy diferentes”, explica Jean-Pierre Lebreton, científico de la misión Huygens de la ESA.
Otra de las lunas que ha fascinado a los científicos es Encélado. El sexto satélite saturniano solo tiene unos 500 kilómetros de diámetro y despierta gran interés al existir, sobre su superficie, las condiciones necesarias para la vida.
“Nos dimos cuenta con la misión de Cassini que Encélado está cubierto de hielo. En el polo sur hay grietas en el hielo, de esas grietas surgen géiseres que expulsan chorros de material. Cassini voló a través de esas emanaciones en 2008 y detectó agua salada, amoníaco, silicatos e hidrocarburos, lo que haría factible la posibilidad de vida”, explica Sheila Kanani.
La odisea de Cassini, tras 13 años alrededor del sistema Saturno, llega a su fin el 15 de septiembre.
Para evitar que la nave espacial caiga en Titán o Encélado, dos lunas que podrían albergar vida, Cassini está siendo, deliberadamente, orientado hacia las nubes de Saturno.
“Se acerca el final de la misión, es muy triste aunque nos permitirá seguir obteniendo datos hasta su desaparición. (…) La órbita será cada vez más baja y empezaremos a rozar la parte superior de la atmósfera. Pocos instrumentos en la nave Cassini pueden analizar la atmósfera directamente lo que nos permitirá saber, en el instante mismo, los materiales que componen la atmósfera”, explica Geraint Jones, director del Planetario del Laboratorio de ciencia espacial Mullard.
“En la última etapa a través de la atmósfera, la nave espacial comenzará a caer y se quemará. Eventualmente, se convertirá en parte de Saturno. Desgraciadamente, será el final de esta misión tan exitosa de Cassini”, finaliza Jones.
A través de una antena orientada hacia la Tierra, Cassini, durante su última inmersión en la atmósfera de Saturno, seguirá enviando datos hasta el momento de su desintegración.


LECTURA – LA MATERIA

LECTURA – LA MATERIA
Carlos Mujica |Abril 25, 2017

El Universo está compuesto de dos recursos: el recurso materia y el recurso energía. Toda la materia, por la estructura de sus partículas constituyentes, tiene energía. La energía en la materia tiene cargas electromagnéticas de naturaleza opuesta: positiva y negativa, es decir, es polarizada, razón por la cual, asume la gravidez o ponderabilidad; la ponderabilidad se traduce en peso; toda la materia, no importa su estado, es pesada.
Dice Einstein en la relatividad generalizada: “La masa inercial de un cuerpo no es constante, sino que varía en proporción con la variación de su energía.” La masa inercial de un cuerpo es igual a la masa gravitatoria; es la masa gravitatoria en movimiento. La masa inercial es una constante característica del cuerpo acelerado, según la ley del movimiento de Newton. Einstein distingue como masa inercial a la masa gravitatoria en movimiento; y complementa: “La masa inercial de un sistema de cuerpos puede ser considerada directamente como la medida de su energía.” Pero lo más impactante de estas apreciaciones suyas, es que devela con ellas, su unidad, que hasta él se consideraba separadas. “El principio de conservación de la masa de un sistema coincide con el principio de conservación de la energía.” Masa y energía son una sola cosa en la materia. La masa es constante mientras no absorbe o emita energía; cuando absorbe energía aumenta la masa; cuando emite energía disminuye la masa. En este equilibrio de igualdad se fundamenta la conservación de la masa y la conservación de la energía.
La energía ponderable de la masa es la misma energía imponderable del Universo. La energía es una sola. Pero la energía contenida en el continente del espacio del Universo, tiene otras características que no son las características de la energía ponderable de la masa material. La energía espacial viene directamente de las estrellas que la producen. Es una energía incontaminada, pura, neutral e imponderable. Las estrellas son cuerpos ponderables en los cuales, como sucede en el Sol, mediante procesos termonucleares, se transforman unos elementos en otros, liberando energía en ese proceso. La neutralidad de ese proceso parece ser la que le confiere la imponderabilidad o ingravidez. Es decir, a pesar de que todos los cuerpos ponderables asumen el peso como recurso de atracción gravitatorio, todos, sin excepción, se comportan como cuerpos imponderables en el espacio imponderable.
Estimo al señor Pedro Francisco Torres su inquietante misiva que por su redacción sospecho sea muy joven. Sus inquietudes quedara satisfechas en el desarrollo de estas columnas. Espero que también satisfaga la de la célebre ecuación de Einstein.