viernes, 23 de junio de 2017

NASA capta imagen del Curiosity explorando Marte

NASA capta imagen del Curiosity explorando Marte
El próximo 6 de Agosto de 2017 cinco años en Marte. | Foto: EFE
Publicado 23 junio 2017 (Hace 7 horas 1 minutos)
·         <="" span="" fb- 1
·        
525
-
Síguenos en:

La fotografía fue tomada el pasado 5 de junio, dos meses antes de cumplirse el quinto aniversario del aterrizaje del Curiosity en ese planeta.

El telescopio más potente jamás enviado a Marte, la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO, por su sigla en inglés) de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), ha captado una imagen del vehículo explorador Curiosity mientras este transita la superficie del planeta rojo recolectando información.
La NASA ha dicho que la imagen fue tomada el pasado 5 de junio -dos meses antes de cumplirse el quinto aniversario del aterrizaje del Curiosity- y la capturó mediante la herramienta HiRISE, una cámara a bordo de la sonda MRO.


NASA
Gracias a la imagen se puede observar que el terreno se compone de rocas y arenas en tono marrón y negro, en medio del cual se ve un diminuto y reluciente punto azul que corresponde al vehículo.
Para el momento de la fotografía, el Curiosity transitaba por la superficie del Monte Sharp investigando las dunas de arena de su región más baja. En ese lugar fueron identificados vestigios de hematita, un mineral que se forma en ambientes acuosos.
NASA
Al analizar una de las fotografías enviadas por la MRO los investigadores descubrieron un extraño 'hueco' gigante de unos cientos de kilómetros de diámetro cerca del polo sur del planeta. Los científico han dicho que aún no tienen claro cómo resolver lo que para ellos resulta ser un misterio.


jueves, 22 de junio de 2017

¿Una burbuja de curvatura espaciotemporal en el Pacífico Sur?

¿Una burbuja de curvatura espaciotemporal en el Pacífico Sur?
·         Mon, 01/05/2017 - 09:34


Esta es una historia extraña donde las haya. Llegué a conocerla casi por casualidad, rebuscando entre artículos científicos del físico Benjamin Tippett, un experto en Relatividad General que acaba de publicar un modelo matemático según el cual es posible viajar en el tiempo.
De pronto, me topé con un trabajo que me sorprendió. Se publicó en arXiv.org el 29 de Octubre de 2012 y su título parecía cosa de ciencia ficción: "Posibles burbujas de curvatura espaciotemporal en el Pacífico Sur". Por supuesto, me sumergí de inmediato en el artículo, y me topé de bruces con una historia increíble que no he podido resistirme a compartir aquí. ¿Verdad o mentira? ¿La acertada interpretación de una realidad alucinante o el simple juego matemático de un científico?
El artículo de Tippett empieza con estas palabras: "En 1928, el difunto Francis Wayland Thurston publicó un manuscrito escandaloso para advertir al mundo de una conspiración global de ocultistas. Entre los documentos que reunió para apoyar su tesis se encontraba el relato personal de un marinero llamado Gustaf Johansen, describiendo un encuentro con una isla extraordinaria. Las descripciones de Johansen de sus aventuras en la isla son fantásticas, y se consideran a menudo el más enigmático (y por lo tanto el punto culminante) de la colección de documentos de Thurston. En este trabajo sostenemos que todos los fenómenos que Johansen describió pueden explicarse como las consecuencias observables de una burbuja de curvatura del espacio-tiempo. Puede afirmarse por lo tanto que muchas de sus declaraciones más incomprensibles (que implican la geometría de la arquitectura y la variabilidad de la localización del horizonte) tienen una causa única subyacente".
El tal Thurston, explica el investigador, estaba obsesionado por las ciencias ocultas y las teorías de la conspiración, pero nada de eso es relevante para esta historia. Por supuesto, Tippett no comulga con ninguna de esas teorías, y aclara en su artículo que "Quisiéramos dejar claro que de ninguna manera respaldamos o toleramos su perspectiva ocultista". En realidad, de todo el manuscrito de Thurston lo único que le interesa al físico es el capítulo que recoge el testimonio del desafortunado marino.
Una isla misteriosa
Gustaf Johansen, en efecto, describe con todo detalle el trágico destino de la "Emma", la goleta de Nueva Zelanda que comandaba, y todo lo que le sucedió en aguas del Pacífico Sur entre el 22 de marzo y el 12 de abril de 1925. Tras sufrir el asalto de un grupo de piratas y avistar una isla que no figuraba en los mapas, el barco naufragó en medio de una gran tormenta. A partir de ahí, el escrito de Johansen narra los increíbles acontecimientos que vivió junto a algunos miembros de su tripulación en la misteriosa isla durante aquellos días. Al final de la aventura, solo el propio Johansen logró sobrevivir. "El naufragio de la Emma y la pérdida de la tripulación -aclara Tippett en su artículo- están bien documentados, y los académicos que investigaron el documento de Johansen han confirmado que fue escrito por su propia mano".
En su increíble relato, el marino insiste en varias ocasiones sobre las "cualidades geométricas aberrantes" del lugar. "Una gran puerta de granero -escribía Johansen- ...no podíamos decidir si estaba en posición vertical o tumbada como una trampa o una puerta de sótano... la geometría del lugar estaba equivocada. No se podía estar seguro que que el mar y el suelo estuvieran horizontales, por lo que la posición de todo lo demás era fantásticamente variable... Todas las reglas de la materia y la perspectiva parecían perturbadas".
En otro punto de su historia, el marino recuerda cómo uno de sus hombres trató de investigar esa gran puerta: "Entonces Donovan recorrió (la puerta) despacio, alrededor del borde, presionando en cada punto a medida que avanzaba. Subió interminablemente a lo largo de una grotesca moldura de piedra, algo que llamaríamos escalera si no hubiera estado en posición horizontal, y los hombres se preguntaban cómo cualquier puerta en el Universo podía ser tan enorme".
Tippett no duda en afirmar que "la mayoría de estos detalles son consistentes con la hipótesis de que Johansen penetró en una región de espacio-tiempo anormalmente curvo. Para facilitar nuestro argumento, proponemos (en este trabajo) una geometría simple de espacio-tiempo que posee todas las cualidades necesarias. Y usaremos esa geometría para explicar, punto por punto, la enigmática experiencia de Johansen y justificar sus palabras".
Johansen, que por supuesto no conocía la Relatividad de Einstein ni estaba familiarizado con las geometrías no euclidianas, trataba de encontrar una explicación lógica a lo que estaba viendo, pero su mente terminó por sucumbir. Al final de su relato, en efecto, habla de "paseos vertiginosos a través de universos deformados", o de "giros espectrales a través de los golfos líquidos del infinito", o de alucinantes "caídas desde el fondo de un pozo hasta la Luna y de la Luna de nuevo al pozo..."
Desde ese momento y hasta su rescate, Johansen recuerda muy poco más. Por los testimonios de sus rescatadores, queda claro que el marino fue encontrado en un estado de agitación extrema y alucinando. Unas condiciones físicas y mentales tan lamentables que parecía increíble que el náufrago hubiera logrado sobrevivir tanto tiempo. Para Tippett, resulta imposible que alguien en ese estado sobreviva durante dos largas semanas. "¿Podría un individuo enfermo -se pregunta el investigador-, paralizado por el delirio, recordar siquiera que tiene que comer, beber, dormir y llevar a cabo el mantenimiento diario que nuestros cuerpos necesitan para sobrevivir? Somos incrédulos ante esa posibilidad".
Tippett opina, sin embargo, que Johansen pudo experimentar un efecto de dilación temporal, algo que resultaría consistente con la hipótesis de la burbuja espaciotemporal. Dentro de la burbuja, en efecto, el tiempo transcurriría más lentamente. "Por lo tanto -explica el científico- resulta razonable que mientras en el mundo exterior pasaban dos semanas, Johansen y su tripulación solo experimentaran unas pocas horas o días".
Dentro de la burbuja
"¿Cuál es la probabilidad -se pregunta Tippett- de que la imaginación de un profano en la década de 1920 sea capaz de describir accidentalmente no sólo los efectos de una lente gravitatoria, sino también la relación anómala consecuente entre líneas, ángulos y áreas en un espacio curvo? ¿Cómo podría explicar los detalles de un misterio cuya única solución puede ser la dilatación del tiempo debido al espaciotiempo curvo? ¿Cómo es de probable que un hombre sin conocimiento de la relatividad general moderna sea capaz de fabricar a ciegas un relato con tantos detalles coherentes?"
Lo cierto es que la geometría espaciotemporal propuesta por el físico en su artículo es capaz, punto por punto, de corroborar las "visiones" de Johansen. "La mayoría de estos detalles -afirma Tippett en su artículo- son consistentes con la hipótesis de que Johansen encontró, efectivamente, una región de espacio-tiempo anormalmente curvo".
En su estudio, Tippett elabora un modelo de burbuja de curvatura capaz de demostrar que cualquier observador que hubiera estado en la piel de Johansen "habría parecido un lunático al pedirle que describiera lo que estaba viendo. Al comparar las observaciones de Johansen con nuestro modelo de espacio-tiempo curvo, nos dimos cuenta de que eran consistentes".
Ya solo quedaba comprobar si la burbuja espaciotemporal de Johansen podría haberse generado espontáneamente a partir de la materia que conocemos. Y la respuesta es que no. "Como demuestra nuestro modelo -escribe el investigador- para que exista tal geometría es necesario un tipo exótico de materia que es completamente desconocida para la Ciencia humana. De hecho, implica el mismo tipo de energía que teóricamente se requiere para construir un motor de curvatura o un dispositivo de encubrimiento espaciotemporal".
Agujero de gusano
Entonces, ¿Cómo pudo llegar una burbuja de curvatura espaciotemporal hasta el Pacífico Sur? En palabras de Tippett, muchas geometrías del espacio-tiempo "requieren de tipos similares de materia exótica. La lista incluye agujeros de gusano atravesables (y por lo tanto máquinas del tiempo), motores de curvatura y dispositivos de ocultamiento del espacio-tiempo. En sentido muy amplio, solo una raza capaz de cruzar grandes distancias cósmicas podría haber construido la burbuja de Johansen. Además, quien sea que construyera tal estructura, necesitaría dominar una enorme fuente de energía, y tener la capacidad para construir edificios en una escala ciclópea".
Por último, el modelo de Tippett requiere que el tiempo transcurra exponencialmente más deprisa fuera de la burbuja que en su interior. "Tal burbuja de geometría no euclidiana -afirma el científico- podría utilizarse para resistir en su interior el paso de vastos eones de tiempo, mientras que el Universo fuera de ella seguiría creciendo y haciéndose frágil con la edad".
Fuente: ABC
AM

El robot de la NASA revela un nuevo capítulo de la posible historia de la vida en Marte

El robot de la NASA revela un nuevo capítulo de la posible historia de la vida en Marte
NOTICIAS | TECNOLOGÍA
Miércoles, Junio 7, 2017
Comparte en:
El Rover Curiosity de la NASA sigue desvelando la íntima biografía de nuestro vecino planetario. Marte tuvo lagos como los que hoy albergan vida microbiana en La Tierra, también sufrió un fuerte cambio climático y las condiciones para la vida allá se volvieron mucho más duras después de hace 3.800 millones de años.

Esto se desprende de un trabajo publicado en la prestigiosa revista Science. En CST hablamos con el DR. Joel Hurowitzt de la Univ Stony Brook en Nueva York.

http://www.ntn24america.com/noticia/el-robot-de-la-nasa-revela-un-nuevo-capitulo-de-la-posible-historia-de-la-vida-en-marte-143735

La semana en imágenes.

La semana en imágenes.
Saturno en oposición astronómica.

El pasado 16 de junio, el planeta Saturno alcanzó la oposición astronómica, el punto en donde se encuentra opuesto al Sol y por ende, la posición más cercana a la Tierra. Esta imagen su obtuvo con el telescopio de 1 metro del observatorio de Pic du Midi.
Créditos de la imagen: D. Peach, E. Kraaikamp, F. Colas, M. Delcroix, R.
Hueso, G. Therin, C. Sprianu, S2P, IMCCE, OMP.
M89 con sus plumas y cáscaras.


La galaxia elíptica M89 se muestra en esta imagen con plumas y cáscaras, producto de evento de colisión otras galaxias. Esta galaxia es el miembro más cercano del cúmulo de galaxias de Virgo.
Crédito de la imagen: Mark Hanson.
La Gran nebulosa de Carina.


Excelente imagen que nos muestra la Gran Nebulosa de Carina. Situada a
7.500 años-luz de distancia, la misma se extiende por unos 300 años-luz. Entre los años 1830 – 1843, la estrella que la alimenta, la gigante eta Carinae, experimentó un extraordinario incremento de luminosidad, convirtiéndose en la segunda estrella en el firmamento.
Crédito de la imagen: Amit Ashok Kamble.
Opportunity: 14 años en Marte.

Con 14 años rodando en la superficie del planeta rojo, la sonda robot
Opportunity transmitió esta imagen del borde del cráter Endeavour.
Crédito de la imagen: NASA/JPL-CalTech.
Cadena de tormentas blancas en Júpiter.

Esta semana, la sonda espacial Juno ha capturado esta extraordinaria imagen que nos muestra una cadena de tormentas de color blanco, alineadas en la banda ecuatorial Sur del planeta. Cada tormentas de esas, es mayor en tamaño a nuestro planeta.
Crédito de la imagen: NASA/ JPL/CalTech.



Un inusual agujero en Marte

Un inusual agujero en Marte.


¿Qué creó este inusual agujero en Marte? En realidad, existen numerosos agujeros en la superficie de Marte, como este captado por la cámara de alta resolución (HiRISE) del Orbitador de Reconocimiento Marciano (MRO), en una región que se asemeja a un queso suizo.
Este agujero en Marte, de unos 100 metros de diámetro, se asemeja a las Simas en la región de la Guayana Venezolana, en donde se produce un hundimiento de la corteza hasta de varios cientos de metros de profundidad.
La superficie aledaña al agujero es extremadamente plana y sobre ella se extiende una fina capa de hielo de dióxido de carbono, que produce curiosos patrones al iniciar su proceso de evaporación.
Agujeros como este son de particular interés debido a que podrían ser portales a niveles más bajos en la superficie de Marte que podrían estar conectados con amplias cuevas subterráneas. Si esto es así, estos túneles de origen natural estarían relativamente protegidos del agreste clima y la áspera superficie marciana, haciéndolos relativamente buenos candidatos para contener vida en Marte.
Estos pozos son, por tanto, los principales objetivos para posibles futuras naves espaciales, robots, e incluso exploradores interplanetarios humanos.
Crédito de la imagen: NASA, MRO, HiRISE, JPL, U. de Arizona.
Más información en:
http://www.tayabeixo.org/


ALDA autoriza la publicación de toda la información vertida en esta página Web
si se cita la fuente.
··· Webmaster: Jesús A. Guerrero Ordáz
Última actualización: 16 de junio de 2017  


¡Sorpresa! Júpiter es más antiguo que el Sol

¡Sorpresa! Júpiter es más antiguo que el Sol
·         Tue, 13/06/2017 - 15:50
Un equipo de investigadores de la Universidad de Münster, en Alemania, ha descubierto que Júpiter es el más antiguo de los planetas del Sistema Solar. Pero no solo eso, sino que el análisis de ciertos isótopos presentes en meteoritos sugiere que el gigante gaseoso podría haberse formado incluso antes de que el propio Sol empezara a brillar. El extraordinario hallazgo acaba de publicarse en la revista Proceedings Of The National Academy Of Sciences.
Para conseguir un modelo fiable de la edad de Júpiter, los investigadores, liderados por el astrónomo Thomas S. Krujier, midieron las concentraciones de isótopos de molibdeno y tungsteno en meteoritos ferrosos.
Existen dos clases de meteoritos de hierro, y Krujier y su equipo sostienen que ambos tipos se formaron por separado en el interior de la nube de polvo y gas de la que surgió nuestro Sistema planetario.
Estas dos familias de meteoritos representan, según se explica en el artículo, «dos reservas genéticamente diferentes dentro de la nebulosa original, que existieron al mismo tiempo pero que no llegaron a mezclarse» durante los primeros millones de años de formación del Sistema Solar. Para los investigadores, la explicación más plausible para esta separación física es la formación de Júpiter entre ambas.
Júpiter pertenece a un tipo de planetas llamados gigantes gaseosos. Probablemente, su nacimiento implica, primero, la formación de un núcleo sólido, seguido por un largo periodo de acumulación de gruesas capas de gas a su alrededor.
Krujier y su equipo calcularon que el proceso empezó en una etapa muy temprana de la formación del Sistema Solar, que nació cuando parte de una gigantesca nube molecular se condensó bajo su propia fuerza gravitatoria, hace unos 4.600 millones de años.
20 veces la Tierra

Según el modelo de los investigadores, el núcleo interno de Júpiter creció hasta alcanzar 20 veces la masa de la Tierra en el transcurso del primer millón de años. En ese momento, el Sol era aún una protoestrella, y no tenía la densidad suficiente como para que en su interior comenzara el proceso de fusión del hidrógeno.
El crecimiento de Júpiter continuó aunque a un ritmo más lento, hasta alcanzar las 50 masas terrestres unos tres millones de años después.
«Por lo tanto -reza el artículo de Proceedings- Júpiter es el planeta más viejo del Sistema Solar y su núcleo sólido se formó incluso antes de que la nebulosa solar se disipara». Para los investigadores, haber sido capaces de fijar una fecha para la formación del planeta más grande de nuestro sistema permitirá llevar a cabo análisis más detallados de cómo su presencia afectó al nacimiento y desarrollo del resto de los planetas, incluido el que nosotros ocupamos.
Fuente: abc / MF


Descubren súper planeta habitable cerca de la Tierra

Descubren súper planeta habitable cerca de la Tierra
·         Thu, 08/06/2017 - 20:31



Alejandro Suárez Mascareño, líder de un equipo de astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias, España, acaba de anunciar el descubrimiento de un planeta potencialmente habitable a tan solo 21 años luz de la Tierra.
Los científicos estudiaron durante tres años y medio la estrella enana GJ 625 hasta dar en su órbita con el exoplaneta GJ625 b, un astro de 2,8 veces el tamaño de la Tierra, provisto de una atmósfera nebulosa.
El exoplaneta rocoso orbita en el borde interior de la zona habitable de la estrella GJ 625. Dadas las temperaturas relativamente frías de la estrella, los investigadores creen que es altamente probable que en su atmósfera exista agua en estado líquido. No obstante serán necesarios más análisis para confirmar esta hipótesis.
De comprobarse la habitabilidad de la super-tierra se trataría de uno de los exoplanetas más cercanos a la Tierra donde comenzar a buscar vida extraterrestre.

Fuente: tuhistory / MF

miércoles, 21 de junio de 2017

¿Cuánto dura un año en cada planeta del Sistema Solar?

¿Cuánto dura un año en cada planeta del Sistema Solar?
·         Sun, 18/06/2017 - 15:12


Entre las cosas más interesantes de nuestro Sistema Solar está la diferencia entre los planetas: algunos son más grandes, algunos son más chicos, algunos están llenos de gas y algunos ni siquiera son considerados planetas completos sino planetas enanos.
Pero existe una diferencia que en principio quizás no estábamos teniendo en cuenta: si la definición humana de un año se define en torno al tiempo que le lleva a nuestro planeta dar una vuelta alrededor del Sol, se puede decir que la definición en el resto de los planetas de nuestro sistema tiene que ver con cuánto tiempo les lleva completar su órbita.
En base a esto podemos intentar indicar cuánto dura un año en cada planeta para tener un punto de comparación.
1. Mercurio: 88 días
Debido a que está más cerca del Sol este planeta completa su órbita en apenas 88 días. Se puede decir que mientras nosotros completamos un año Mercurio completa 4.
Esto quiere decir que de vivir en Mercurio tendríamos nuestra edad actual multiplicada por 4.
2. Venus: 225 días
Lo que tarde Venus en dar la vuelta al Sol es un poco más de medio año terrestre.
Esto quiere decir que si vivieras en Venus tu edad sería de aproximadamente un 62 % más de la que tienes en este planeta.
3. Tierra: 365 días
En realidad un año en la Tierra dura 365 días y 1 cuarto, el cual recuperamos creando años bisiestos cada 4 años normales.
Por supuesto que tu edad en la Tierra ya la conoces (o eso espero).
4. Marte: 687 días
Si viviéramos en Marte un año duraría aproximadamente 1,8 años terrestres.
La parte buena del asunto es que tendríamos casi la mitad de la edad que tenemos ahora, aunque creo que entonces ya muchos no podríamos conducir ni votar en las elecciones.
5. Júpiter: 4332 días
4.332 días equivale a aproximadamente 11,86 años terrestres y ya vamos viendo como la brecha entre nuestro planeta y el resto comienza a crecer.
Si en Marte íbamos a tener problemas para conducir y votar no me quiero imaginar en Júpiter.
Si los cálculos son correctos creo que yo apenas estaría por cumplir mis 2 años jovianos.
6. Saturno: 10 760 días
Saturno demora aproximadamente 30 años terrestres en completar su ciclo orbital y eso es lo que hace que la diferencia sea tan grande.
Los complejos cálculos matemáticos que hemos desarrollado me permiten asegurar que ninguna persona que esté leyendo esto ha superado aún los 5 años saturninos.
7. Urano: 30 681 días
La duración del año en Urano equivale a 84 años terrestres y en este momento ya no sé si sentirme joven, viejo o extraterrestre.
Lo que puedo asegurar en este caso es que usted tiene seguramente menos de 2 años (y muy probablemente menos de 1).
8. Neptuno: 60 190 días
Neptuno tarda en completar su año casi 165 años terrestres. La diferencia se vuelve abismal.
Según nuestro avanzado modelo matemático ninguno de nuestros lectores ha cumplido aún 1 año neptuniano de vida.
Fuente: Vix
LR