lunes, 23 de octubre de 2017

Un enorme túnel de la Luna que podría proteger de la radiación del Sol

Un enorme túnel de la Luna que podría proteger de la radiación del Sol
·         Wed, 18/10/2017 - 12:15

Un enorme túnel de la Luna que podría proteger de la radiación del Sol
Los datos recolectados por el orbitador lunar japonés Kaguya han revelado que una cueva de la Luna descubierta en 2009 tiene alrededor de 50 kilómetros de extensión y podría proporcionar refugio a cosmonautas, según ha comunicado la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) e informa 'The Japan Times'.
Este organismo nipón estima que esa cavidad podría proteger a los exploradores de la radiación del Sol y los rayos cósmicos cuando se construya una base de exploración en el satélite de la Tierra.
El lugar, que se podría haber formado hace alrededor de 3.500 millones de años fruto de actividad volcánica, se encuentra bajo un área con varias cúpulas volcánicas conocidas como Colinas de Marius, próximas al cráter lunar del mismo nombre.
En su momento, Kaguya encontró un agujero con cerca de 50 metros, tanto de diámetro como de profundidad. Posteriormente, el sondeo por ondas de radio descubrió la existencia de este enorme túnel.
Fuente: RT
AM

VIDEO: Asombrosos cráteres de Marte grabados por la NASA con una increíble resolución

VIDEO: Asombrosos cráteres de Marte grabados por la NASA con una increíble resolución
·         Thu, 12/10/2017 - 20:41


Un proyecto de la NASA ha revelado en su canal del portal Vimeo un increíble video que refleja cada detalle de la región de Marte denominada por los científicos como Protonilus Mensae. Esta grabación de muy alta resolución fue filmada a una altitud de 300 kilómetros y muestra el agrietado paisaje marciano marcado con numerosos cráteres y agujeros.
Protonilus Mensae es una zona en el cuadrángulo Ismenius Lacus, situado en el área noroeste del hemisferio oriental del planeta. El terreno cuenta con acantilados, colinas planas y amplios valles, los cuales, opinan científicos, fueron formados por los antiguos glaciares que se extendían por la superficie del Planeta Rojo.
Las asombrosas imágenes, filmadas en marzo de este año, fueron compartidas por el proyecto de la NASA HiRise (acrónimo del nombre que se traduce como 'Experimento científico de imágenes de alta resolución') que divulga fotografías y videos captados por la nave espacial Mars Reconnaissance Orbiter. La nave orbita Marte desde el año 2005.
http://informe21.com/ciencia-y-tecnologia/video-asombrosos-crateres-de-marte-grabados-por-la-nasa-con-una-increible
Fuente: RT
LR

Astrónomos detectan un nuevo tipo de ondas gravitacionales

Astrónomos detectan un nuevo tipo de ondas gravitacionales
·         Mon, 16/10/2017 - 11:22


Los científicos han percibido esas emisiones novedosas creadas como consecuencia de la fusión de dos estrellas de neutrones en una galaxia distante.
El Observatorio Austral Europeo (ESO) ha anunciado un hallazgo que supone "el principio de una nueva era" en la cosmología, debido a que ha observado por primera vez una combinación de ondas gravitacionales y luz procedentes de un mismo acontecimiento: la fusión de dos estrellas de neutrones.
En primer lugar, este descubrimiento supone la detección de una quinta onda gravitacional, denominada GW170817 por los especialistas, que el pasado 17 de agosto fue observada gracias a la colaboración del instrumento LIGO, en EE.UU., y el interferómetro Virgo, en Italia.
Se trata de la primera onda gravitacional detectada cuyo origen no es la colisión de agujeros negros.
Tan solo dos segundos después de observar esa onda gravitacional, los satélites espaciales Fermi e Integral detectaron un estallido corto de rayos gamma.
Según la comunicación de este lunes, tanto la señal óptica como las ondas gravitacionales provenían de la fusión de dos estrellas de neutrones, que se produjo a 130 millones de años luz de la Tierra. Este fenómeno, llamado kilonova, fue predicho hace 30 años, pero su existencia no se había podido confirmar hasta ahora.
La comunidad científica se ha llenado durante las últimas semanas con especulaciones que hablan de que LIGO había descubierto algo intrigante. Las habladurías comenzaron a volverse más serias después de que un astrónomo de la Universidad de Texas tuiteara "Nuevo LIGO" e hiciera una referencia a un componente óptico, lo cual podría significar que se ha encontrado algo más allá de la fusión del agujero negro que el detector había descubierto hasta ahora.
Fuente: RT
CC

Cosmo Noticias 23-10-17

Posted: 12 Oct 2017 09:00 AM PDT



Ilustración artística de Haumea y su anillo. Crédito: IAA-CSIC/UHU.


En los confines del Sistema Solar, más allá de la órbita de Neptuno, existe un cinturón de objetos compuestos de hielos y rocas entre los que destacan cuatro planetas enanos: Plutón, Eris, Makemake y Haumea. Este último, el más desconocido de todos, ha sido objeto de una campaña internacional de observación que ha permitido determinar sus principales características físicas. El estudio revela la presencia de un anillo en torno a Haumea.
Los objetos transneptunianos resultan muy difíciles de estudiar debido a su reducido tamaño, a su bajo brillo y a las enormes distancias que nos separan de ellos. Un método muy eficaz, pero complejo, es estudiar las ocultaciones estelares, que consisten en la observación del paso de estos objetos por delante de las estrellas de fondo (una especie de pequeño eclipse). Este método permite determinar sus características físicas principales (tamaño, forma, densidad) y ha sido también empleado con los planetas enanos Eris y Makemake con excelentes resultados.
Los astrónomos sabían que Haumea pasaría delante de una estrella el 21 de enero del 2017. La ocultación fue observada por 12 telescopios europeos, lo que permitió calcular con mucha precisión la forma y tamaño del planeta enano, determinándose que es más grande y menos reflectante de lo que se pensaba. Además, su densidad, menor de la que se creía, permite solucionar incógnitas de Haumea sin resolver.
Haumea es un objeto curioso: gira alrededor del Sol en una órbita elíptica que tarda 284 años en completar (en la actualidad se halla a unas cincuenta veces la distancia entre la Tierra y el Sol de nosotros) y su velocidad de rotación es de 3,9 horas, mucho más rápido que cualquier otro cuerpo de más de cien kilómetros de todo el Sistema Solar. Esta velocidad provoca que Haumea se deforme, adquiriendo una forma elipsoidal similar a un balón de rugby. Gracias a los datos recién publicados, se sabe que Haumea mide unos 2.320 kilómetros en su lado más largo, casi igual que Plutón, pero que carece de una atmósfera global similar a la de Plutón.

El primer objeto transneptuniano con anillo


“Uno de los hallazgos más interesantes e inesperados ha sido el descubrimiento de un anillo alrededor de Haumea. Hasta hace apenas unos años solo conocíamos la existencia de anillos alrededor de los planetas gigantes y, hace muy poco tiempo, nuestro equipo también descubrió que dos pequeños cuerpos situados entre Júpiter y Neptuno, pertenecientes a la familia de objetos denominados centauros, tienen anillos densos, lo que fue una gran sorpresa. Ahora hemos descubierto que cuerpos aún más lejanos que los centauros, más grandes y con características generales muy distintas, también pueden tener anillos”, destaca Pablo Santos-Sanz, miembro del equipo del IAA-CSIC que realizó el estudio.
Según los datos obtenidos de la ocultación, el anillo se halla en el plano ecuatorial del planeta enano, al igual que su satélite más grande, Hi’iaka, y muestra una resonancia 3:1 con respecto a la rotación de Haumea, lo que significa que las partículas heladas que componen el anillo completan un giro en torno al planeta en el tiempo en que este rota tres veces.
“Hay varias explicaciones posibles para la formación del anillo, por ejemplo, pudo haberse originado tras una colisión con otro objeto, o por la liberación de parte del material superficial debido a la rápida rotación de Haumea”, apunta José Luis Ortiz, investigador del IAA-CSIC y autor principal del estudio. Se trata del primer hallazgo de un anillo alrededor de un objeto transneptuniano, y muestra que la presencia de anillos podría ser mucho más común de lo que se creía, tanto en nuestro Sistema Solar como en otros sistemas planetarios.


El artículo “The size, shape, density and ring of the dwarf planet Haumea from a stellar occultation” fue publicado en la edición del 12 de octubre de 2017 de Nature.


Posted: 16 Oct 2017 08:00 AM PDT




Crédito: NASA/JPL-Caltech.


Cuando aterrice en Marte en noviembre de 2018, el aterrizador InSight de la NASA llevará varios instrumentos científicos y también cientos de miles de nombres del público.
En 2015, alrededor de 827.000 personas inscribieron sus nombres en un microchip que irá a bordo de la sonda. Ahora, la NASA añadirá un segundo microchip, dando al público otra oportunidad para enviar sus nombres a Marte y así ser parte de la sonda que investigará el Planeta Rojo.
Las inscripciones se aceptarán hasta el 1 de noviembre de 2017 en el siguiente enlace: https://mars.nasa.gov/participate/send-your-name/insight/
InSight será la primera misión que explorará el interior de Marte. La sonda llevará un sismómetro para detectar sismos e impactos de meteoritos, usando la energía de estos fenómenos para estudiar el material bajo la superficie marciana. También desplegará una sonda térmica que excavará más profundo que cualquier otra misión en Marte. Estas y otras investigaciones mejorarán nuestra comprensión acerca de la formación y evolución de todos los planetas rocosos, incluyendo la Tierra.
Fuente: InSight
Posted: 17 Oct 2017 08:00 AM PDT



Ilustración artística de la fusión de dos estrellas de neutrones. Las rejillas deformadas representan las ondas gravitacionales. Crédito: NSF/LIGO/Universidad Estatal de Sonoma/A. Simonnet.


Por primera vez, decenas de observatorios de todo el mundo han podido observar tanto ondas gravitacionales como la radiación electromagnética procedente del mismo evento.
El 17 de agosto de 2017, el observatorio LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory) en Estados Unidos, junto con el interferómetro VIRGO en Italia, detectaron ondas gravitacionales pasando por la Tierra. Este quinto evento detectado de ondas gravitacionales, fue apodado GW170817. Unos dos segundos más tarde, dos observatorios espaciales, los telescopios espacial Fermi e INTEGRAL, detectaron un estallido de rayos gamma corto en la misma zona del cielo.
La red del observatorio avanzado LIGO-Virgo ubicó la fusión dentro de una gran región del cielo austral, del tamaño de varios cientos de lunas llenas, que contiene millones de estrellas. A medida que caía la noche sobre Chile, muchos telescopios estudiaron detenidamente esa zona del cielo en busca de nuevas fuentes. Eso incluyó a los telescopios VISTA y al telescopio de sondeo del VLT (VST), ambos en el Observatorio Paranal, el telescopio italiano REM (Rapid Eye Mount) en el Observatorio la Silla, el Telescopio de 0,4 metros LCO en el Observatorio Las Cumbres, y DECcam en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo. El primero en anunciar que había visto un nuevo punto de luz fue el Telescopio Swope de 1 metro. Apareció muy cerca de NGC 4993, una galaxia lenticular en la constelación de Hidra, y las observaciones de VISTA señalaron claramente esta fuente en longitudes de onda infrarrojas casi al mismo tiempo. Dado que la noche se movía hacia el oeste, los telescopios de la isla de Hawái Pan-STARRS y Subaru también la captaron y observaron su rápida evolución.
ESO puso en marcha uno de las mayores campañas de observación de “eventos impredecibles” (ToO, Target of Opportunity) jamás creadas y muchos telescopios, tanto de ESO como de colaboradores de ESO, observaron el objeto durante las semanas que siguieron a la detección. El VLT, el NTT, el VST, el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros y ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), todos observaron el evento y sus efectos en una amplia gama de longitudes de onda. Unos 70 observatorios de todo el mundo observaron también este evento, incluyendo el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA.
Las estimaciones de distancia de los datos recogidos tanto en ondas gravitacionales como en las demás observaciones concuerdan con que GW170817 está a la misma distancia que NGC 4993, a unos 130 millones años luz de la Tierra. Esto hace que la fuente sea tanto el evento de ondas gravitacionales como la explosión de rayos gamma más cercanos detectados hasta ahora.



Mosaico de imágenes de VISTA de NGC 4993 mostrando a la cambiante kilonova. Crédito: ESO/N.R. Tanvir, A.J. Levan y la colaboración VIN-ROUGE.


Las ondas en el espacio-tiempo, conocidas como ondas gravitacionales, son creadas por masas en movimiento, pero solo podemos detectar las más intensas, generadas por los rápidos cambios de velocidad de objetos muy masivos. Un evento de este tipo es la fusión de estrellas de neutrones, núcleos extremadamente densos de estrellas muy masivas que colapsan tras explotar como supernovas. Hasta ahora, estas fusiones han sido la principal hipótesis para explicar los estallido de rayos gamma cortos. Se espera que, a este tipo de evento, le siga un evento explosivo (conocido como kilonova) 1.000 veces más brillante que la típica nova.
Las detecciones casi simultáneas de las ondas gravitacionales y los rayos gamma de GW170817 hacen que se tengan esperanzas de que este objeto sea un ejemplar de la tan buscada kilonova, y las observaciones han revelado propiedades notablemente cercanas a las predicciones teóricas. Hace más de 30 años que se postuló la existencia de las kilonovas, pero esta es la primera observación confirmada.
Tras la fusión de dos estrellas de neutrones, una explosión de elementos químicos pesados radiactivos de rápida expansión se alejó de la kilonova a una quinta parte de la velocidad de la luz. El color de la kilonova cambió de muy azul a muy roja durante los días posteriores, el cambio más rápido observado en explosiones estelares.
Se detectó la presencia de cesio y telurio expulsado de las estrellas de neutrones en fusión. Estos y otros elementos pesados, producidos durante la fusión de las estrellas de neutrones, serían lanzados al espacio por la posterior kilonova. Estas observaciones enlazan la formación de elementos más pesados que el hierro mediante reacciones nucleares dentro de objetos estelares de alta densidad.
“Los datos que tenemos hasta ahora encajan de forma increíble con la teoría. Es un triunfo para los teóricos, una confirmación de que los eventos de LIGO-VIRGO son absolutamente reales y un logro para ESO por haber reunido un sorprendente conjunto de datos sobre la kilonova”, indica Stefano Covino, autor principal de uno de los artículos.


Fuente: ESO

NOTICIAS ASTRONÓMICAS 23-10-17




Posted: 20 Oct 2017 08:59 AM PDT

Crédito: NASA
Esta noche, quienes tengan la suerte con contar con cielos limpios y despejados, podrán disfrutar de una de las lluvias de meteoros más atractivas del año: las Oriónidas.
Aunque este radiante permanece activo desde el 2 de octubre hasta el 7 de noviembre, es precisamente hoy a la noche cuando se espera observar el mayor número de meteoros.
Todos los años, por estas fechas, nuestro planeta atraviesa una nube de restos dejados por el cometa Halley. Pero en esta ocasión hay que recordar que la lluvia no va a ser tan activa como en otros años, pudiéndose observar tan sólo, en condiciones óptimas, unos 20 meteoros por hora. El mejor momento para contemplarlas será dentro de pocas horas, cuando la Tierra se encuentra con la parte más densa de la corriente de desechos del cometa Halley.
Sin embargo, esta baja actividad no debe desanimar a los observadores, ya que podemos simultanear la observación de las Oriónidas con otros radiantes activos: las Táuridas Sur, Táuridas Norte, las Delta Aurígidas y las Épsilon Gemínidas. En conjunto la actividad de todos éstos enjambres puede ser importante.
Los meteoros del cometa Halley atraviesan la atmósfera de la Tierra desplazándose  a unos 238.000 kilómetros por hora. Únicamente las Leónidas, que llegan en Noviembre, son más rápidas. La velocidad es importante porque los meteoros rápidos tienen tendencia a explotar. Ocasionalmente, las bolas de fuego de las Oriónidas dejan corrientes de escombros incandescentes que duran varios minutos. Tales filamentos adoptan formas retorcidas verdaderamente hermosas para los observadores.


Más información: SOMYCE.
Posted: 12 Oct 2017 03:59 AM PDT

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Roman Tkachenko
Esta imagen con el color realzado de Júpiter y dos de sus mayores lunas -Ío y Europa, fue tomada por la sonda Juno de la NASA mientras realizaba su octavo sobrevuelo del planeta gigante gaseoso.
La imagen fue tomada el 1 de septiembre de 2017. En el momento en el cual la imagen fue tomada, la nave estaba a unos 27.516 kilómetros de las nubes más altas del planeta, en una latitud de -49,372 grados.
Más cercano al planeta, la luna Galileana de Ío puede ser vista a una altitud de 481.000 kilómetros y a una resolución de 324 kilómetros por píxel. En la distancia (a la izquierda), otra de las lunas Galileanas de Júpiter, Europa, es visible a una altitud de 730.000 kilómetros y a una resolución de 492 kilómetros por píxel.
Roman Tkachenko procesó esta imagen usando datos de la cámara JunoCam. Las imágenes en bruto de JunoCam están disponibles al público para usarse y procesar en:

Se puede encontrar más información sobre Juno en:


Fuente del artículo: "Juno Observes Jupiter, Io and Europa", de NASA
Posted: 11 Oct 2017 11:29 AM PDT

A principios de este año, Haumea pasó entre la Tierra y una estrella distante, evento que permitió a los científicos planetarios obtener una serie de datos que les ha llevado a lograr una estimación de la forma y el tamaño del planeta enano. Los nuevos hallazgos han sido anunciados hoy (11 de octubre) en la revista Nature.
Haumea es uno de los objetos más grandes que habitan más allá de Neptuno, en una área conocida como el Cinturón de Kuiper. Plutón es el residente más grande de la región, y Haumea comparte algunas características con su vecino más grande. Ambos realizan un órbita muy alargada alrededor del Sol que cruza las órbitas de otros cuerpos planetarios; Plutón cruza la órbita de Neptuno, y Haumea cruza la de Plutón. Además, ambos planetas enanos orbitan con cierto ángulo con respecto a los ocho planetas, que orbitan el Sol a lo largo de un plano común. También como Plutón, Haumea tiene lunas - al menos dos, Hi'iaka y Namaka.
Haumea posee forma ovalada. A lo largo de uno de sus ejes el el doble de largo que el resto. Los científicos creen que esta morfología es debida a la rápida rotación del cuerpo. Un día en Haumea dura solamente 4 horas, siendo este objeto el más rápido en girar conocido entre los de su clase.
Una alineación cósmica
Los científicos tuvieron la oportunidad de aprender más sobre esta rareza espacial cuando Haumea pasó frente a la estrella URAT1 533-182543 el 21 de enero de 2017. Aunque los objetos pasan frente a las estrellas con bastante frecuencia, es difícil predecir con precisión la hora y el lugar específicos de estos eventos, dijo el coautor del estudio Pablo Santos Sanz, astrofísico en el Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada, España.
El equipo de Santos Sanz coordinó 12 telescopios, de 10 laboratorios diferentes, para observar la luz de las estrella bloqueada por Haumea y así determinar mejor su tamaño y forma. Normalmente, las sombras son más grandes que los objetos que los lanzan. Pero la estrella estaba tan lejos de la Tierra en relación con Haumea que proyectaba la sombra del planeta enano a todo su tamaño.
"Esta es una técnica muy poderosa... para obtener tamaños", dijo Santos Sanz. Los investigadores descubrieron que el eje más largo de Haumea mide por lo menos 2.300 kilómetros, un 17 por ciento más grande que estimaciones anteriores.
Las mediciones más exactas de Haumea permitieron a los astrónomos calcular muchas de las otras propiedades del planeta enano. Una vez obtenida su forma y examinada su rotación, se han combinado estos datos con la masa de Haumea - derivada de las órbitas de sus lunas - se calculó su densidad obteniendo un valor inferior a las estimaciones anteriores, dijo Santos Sanz.
Pero estas nuevas medidas pueden costar a Haumea su estatus de planeta enano. Aunque muchos planetas y planetas enanos no son esferas perfectas - la Tierra, por ejemplo, se hincha un poco en el ecuador - todos son lo suficientemente grandes como para volverse redondas debido exclusivamente a su propia gravedad. En contraste, la mayoría de los objetos más pequeños no tienen suficiente gravedad para superar su propia rigidez, por lo que terminan adquiriendo formas extrañas. Este criterio es central para la definición contenciosa de un planeta enano, y el cuadro más preciso de Haumea que surgió del estudio parece no cumplirlo.
"No sé si esto cambiará la definición de un planeta enano", dijo Santos Sanz. "Creo que probablemente sí, pero se tomará su tiempo."
Además, los científicos descubrieron que Haumea tiene anillos.
La noche en que Haumea cruzó frente a la distante estrella, Santos Sanz y el líder del equipo José Luis Ortiz, también del Instituto de Astrofísica de Andalucía, miraron los nuevos datos.
"Empezamos a ver algo extraño en la curva de luz", dijo Santos Sanz. La luz se apagó justo antes y después de que Haumea pasara frente a la estrella, como si algo más la estuviera obstruyendo. "Recuerdo que José Luis, desde los primeros momentos, dijo, 'OK, esto podría ser un anillo'", dijo Santos Sanz. Los resultados sugieren que el ecuador de Haumea está rodeado por un anillo de 70 kilómetros de escombros localizado a unos 1.000 km de la superficie del planeta enano.
"Los anillos suelen ser el signo de una colisión que ocurrió no hace mucho tiempo", dijo el astrónomo de Yale David Rabinowitz, que no está afiliado con el estudio. Para Rabinowitz, esto significa en algún momento entre varios cientos de millones de años atrás y hace mil millones de años. La búsqueda del origen de los anillos hace que el sistema sea mucho más interesante, agregó. Es otro misterio sobre el planeta enano pidiendo una respuesta.
Conectando los puntos.
Las características inusuales de Haumea - sus anillos, lunas y forma inusual - se pueden ligar. En 2007, un equipo de Caltech rastreó las órbitas de Haumea, sus dos lunas (Hi'iaka y Namaka) y algunos objetos del Cinturón de Kuiper que comparten el alto contenido de agua del hielo del sistema, lo cual es poco común en objetos más allá de la órbita de Neptuno. Según el estudio, los modelos matemáticos sugieren que todos estos objetos se originaron cuando un Haumea más joven y más grande colisionó contra otro objeto grande del Cinturón de Kuiper. La colisión envió fragmentos volando y azotó al planeta enano en un giro vertiginoso. Dos de estos fragmentos podrían ser las pequeñas lunas observadas y el polvo resultante podría haberse convertido en un anillo, según el estudio.
Sin embargo, tanto Santos Sanz como Rabinowitz advirtieron contra sacar conclusiones demasiado rápido. "Es sólo una de las teorías", dijo Santos Sanz. -No es definitivo.
Haumea no es el objeto más pequeño conocido con anillos. En 2013, los astrónomos identificaron anillos alrededor del asteroide Chariklo de 302 kilómetros de diámetro y en 2015, los investigadores anunciaron que un asteroide similar, Chiron, también podría tener anillos. Los investigadores piensan que los dos objetos, que pertenecen a un grupo de asteroides conocidos como Centauros, también podrían provenir del Cinturón de Kuiper, lo que sugiere que los anillos pueden ser más comunes en estos objetos de lo que los científicos habían pensado anteriormente.
"También estoy bastante seguro de que en los próximos cinco años, veremos más anillos", dijo Santos Sanz.
"Creo que lo muy emocionante es que estamos al principio de esta ciencia acerca de los anillos alrededor de cuerpos menores", añadió. "Así que no sabemos muchas cosas, pero estamos aprendiendo cada vez más con cada nuevo descubrimiento".
Fuente: Space.com
Posted: 10 Oct 2017 01:55 AM PDT

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

La misión de la NASA en Marte de mayor duración ha tomado esta primera imagen de la luna Phobos, aportando una comprensión más profunda mediante su estudio en longitudes de onda del infrarrojo.

La cámara Thermal Emission Imaging System (THEMIS) del orbitador Mars Odyssey observó Phobos el pasado 29 de septiembre de 2017. Investigadores han combinado datos tanto en longitud de onda visible como infrarroja para producir una imagen de las temperaturas superficiales de esta luna, la cual ha sido considerada como un potencial destino en futuras misiones tripuladas.

Para Victoria Hamilton, "Parte de la cara de Phobos observada fue poco antes del amanecer, otra parte con la luz matinal". Mirando a través de la imagen de izquierda a derecha se presenta una secuencia desde antes del amanecer hasta la salida del Sol, Esto aporta información acerca del ritmo al que se calienta la superficie, el cual está relacionado con la textura de la superficie. Al igual que puede comprobar una persona que camina descalza por una playa, la arena se calienta o enfría más rápidamente que la roca o el pavimento.



Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

Según Hamilton, "Incluir en la observación un área previa al amanecer es útil debido a que todo el calor procedente de la radiación solar del día anterior alcanza en dicho punto un mínimo. A medida que avanza la zona y es iluminada puedes ver el comportamiento térmico. Si se calienta muy rápidamente, es probable que no sea muy rocosa, si no polvorienta".

Phobos tiene una forma oblonga con un diámetro promedio de 22 kilómetros. Cámaras a bordo de otros orbitadores alrededor del planeta rojo previamente habían tomada imágenes en alta resolución de Phobos, pero ninguna en el infrarrojo. La observación en múltiples bandas de longitudes de onda del infrarrojo puede aportar información tanto sobre la composición mineral de la superficie como de la textura superficial.

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

Una de las principales cuestiones sobre Phobos y Deimos es si fueron asteroides capturados o fragmentos de Marte expulsados al cielo por impactos. La información sobre la composición aportada por THEMIS puede ayudar a conocer su origen.

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU
Desde que Odyssey comenzó a orbitar Marte en 2001, THEMIS ha aportado información sobre composición y propiedades térmicas de todo el planeta, pero nunca había apuntado a una luna marciana. La observación del 29 de septiembre fue completada para validar que la nave puede hacerlo de manera segura, como comienzo de una posible serie de observaciones en los próximos meses de Phobos y Deimos.

En el modo de operación normal, Odyssey mantiene la cámara THEMIS apuntando hacia abajo a medida que orbita Marte. En 2014, los equipos de la misión (en el Lockheed Martin Space Systems -Denver- y en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA -Pasadena, California-) y de THEMIS (Arizona State University -Tempe-), desarrollaron procedimientos para rotar la nave cara a tomar imágenes del paso cercano de un cometa. Los equipos han adaptado estos procedimientos para capturar las lunas Marcianas.

Para Jeffrey Plaut, científico del JPL para el proyecto Odyssey, "Ahora tenemos la capacidad de rotar la nave para observaciones con THEMIS. Hay mucho interés en Phobos debido a la posibilidad de que futuros astronautas pudieran usarlo [en la exploración espacial]".

Con la primera observación ya disponible, los planes están avanzando para nuevas oportunidades en diferentes fases de iluminación de Phobos y Deimos. Tal y como señala Hamilton, "Queremos obtener observaciones bajo todos los tipos de iluminación -completamente iluminado, fino creciente, durante un eclipse,... Esperamos que está sea la primera de varias observaciones que nos ayuden a comprender Phobos y Deimos".


Fuente de la noticia: "Examining Mars' Moon Phobos in a Different Light", de NASA
Posted: 09 Oct 2017 11:42 AM PDT

Crédito: NASA/JPL-Caltech
Cuando se pose sobre Marte en noviembre de 2018, InSight habrá llevado varios instrumentos científicos y también cientos de miles de nombres de personas.
En 2015, cerca de 827.000 personas agregaron sus nombres a un microchip de silicio a bordo de la nave. La NASA está ahora añadiendo un segundo microchip, dando al público otra oportunidad de enviar sus nombres a Marte.
Los nuevos envíos serán aceptados hasta el día 1 de noviembre de 2017, en el siguiente enlace:
Para Bruce Banerdt, investigador principal de la misión InSight en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, "Marte continúa excitando a los entusiastas del espacio de todas las edades. Esta oportunidad les permite ser parte de la nave que estudiará el interior del planeta rojo".


Como parte de este programa de envío de nombres, un chip con el nombre de 1,38 millones de personas también voló en 2014 a bordo del primer vuelo de la nave Orión de la NASA. La NASA está construyendo la Orión para llevar astronautas a destinos que permitirán futuras misiones a Marte.

Crédito: NASA/JPL-Caltech
Después de InSight, la siguiente oportunidad será con el Exploration Mission-1 de la NASA, el primer vuelo de manera conjunta del cohete Space Launch System y la nave Orión, que permitirá viajar miles de kilómetros más allá de la Luna, en preparación para misiones humanas a Marte.
InSight será la primera misión en estudiar el interior de Marte. La nave llevará un sismómetro para detectar terremotos marcianos e impactos de meteoros, usando la energía sísmica de estos fenómenos para estudiar muy por debajo de la superficie Marciana. También desplegará una sonda de calor auto-martillante que se hundirá más profundamente en el suelo del Planeta Rojo que cualquier dispositivo anterior. Estas y otras investigaciones de InSight mejorarán nuestro conocimiento sobre la formación y evolución de los planetas rocosos, incluyendo la Tierra.
El lanzamiento de InSight está previsto para Mayo de 2018, desde la base Vandenberg de las Fuerzas Aéreas (California).
Fuente de la noticia: "Another Chance to Put Your Name on Mars", de NASA.